Una construcción para toda la vida

Colocar la primera piedra en la construcción de tu hogar o negocio representa el inicio de ese proyecto tan importante para ti, por lo que no hay mayor satisfacción que tener la certeza de que tus estructuras durarán por mucho tiempo, incluso para toda la vida.

Para que tu proyecto sea seguro, para ti y para quienes te rodean, te compartimos algunos consejos que te podrán servir a la hora de construir y así lograrás que tu inversión valga la pena.

¿Cómo elegir los materiales correctos?

Antes debes asegurarte que desde el inicio de la obra los productos utilizados sean los adecuados y de buena calidad. Ejemplo claro son los polvos y adhesivos que se utilizarán, ya que sin estos los pisos, muros y estructuras no tendrían la estabilidad y resistencia necesaria para asegurarte por muchos años la construcción. Y para seleccionar los correctos te compartimos algunas de sus características sobre ellos y así tú puedas elegir el más adecuado para tu proyecto.

polvos y adhesivos
  • Cemento Gris: es el más común en la construcción y se usa como base en gran variedad de trabajos, como hormigones para cimentación o morteros para levantar muros. Es de procedencia mineral y destaca por sus propiedades de adherencia y resistencia necesarias para la fabricación de todo tipo.
  • Cemento Blanco: tiene un color blanquecino y es menos resistente que el gris. Admite aditivos y pigmentos y se usa también para acabados decorativos.
  • Mortero de cemento: es la variedad más empleada en bricolaje, albañilería y construcción. Se usa para la reparación de muros y suelos, la colocación de ladrillos o nivelación.
  • Yeso: se utiliza en acabados interiores y mampostería, así como para realizar pequeñas divisiones al utilizarlo como placa preformada. Este material es el favorito para cubrir las paredes, molduras y techos en la mayoría de las construcciones por su acabado liso, elasticidad y función decorativa.

Que tomar en cuenta al elegirlos

De esta manera cada uno de los antes mencionados contienen cualidades diferentes según sea la marca, por lo que tendrás que tomar en cuenta factores como el poder de sujeción, la flexibilidad y la durabilidad; y otros como la resistencia al agua, a la intemperie, la humedad o las altas temperaturas.

Hoy en día, gracias a la tecnología, podemos encontrar una gran variedad de polvos y adhesivos que pueden ser utilizados en función de lo que exija la obra. Por eso debemos estar al tanto de sus innovaciones y cómo pueden ayudarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Main Menu